Qué ver en Santiago de Compostela

Con motivo de la extensión del año Xacobeo 2021 también a 2022, es el momento perfecto para conocer qué ver en Santiago de Compostela en un itinerario de varios días en la ciudad.

Santiago de Compostela no solo es una de las ciudades más hermosas y monumentales de Galicia, sino también de toda España. Capital de la comunidad gallega, es una ciudad que debe parte de su esplendor al descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago. El Camino de Santiago, impulsado de manera definitiva en el siglo XII, supuso uno de los grandes benefactores que la Compostela medieval necesitaba.

La mayoría de turistas que llegan a Santiago lo hacen atraídos por su Catedral y su centro histórico (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO). Sin embargo, Santiago es mucho más que un entramado de callejuelas que desembocan en una de las joyas monumentales más reconocidas de nuestro país. La ciudad es un vibrante ir y venir de peregrinos, un lugar de encuentro en el que se suceden cientos de historias y leyendas en cada esquina.

Dónde hospedarte en Santiago 1, 2 o 3 días

Esta guía tendrá siempre como punto de partido el increíble centro histórico de la ciudad. Así que lo ideal es que te hospedes por esa zona. Y estas son las mejores opciones a tu alcance por relación calidad-precio:

Hoteles en Santiago de Compostela

Hostales en Santiago de Compostela

Albergues en Santiago de Compostela

Qué ver en Santiago de Compostela en 1 día

Si solo tienes la oportunidad de disfrutar de un solo día en Santiago de Compostela, hay una serie de visitas imprescindibles que no te debes perder. Su centro histórico es pequeño, por lo que podrás recorrerlo perfectamente a pie durante la mañana y la tarde.

Además, por todo el centro hay una gran cantidad de bares, cafés y restaurantes para que puedas parar a comer y tomar algo durante la jornada. La mejor manera de que no te pierdas ninguno de los atractivos que ver en Santiago de Compostela que te indicaremos a continuación.

Mañana del día 1

Una vez llegados a Santiago de Compostela, se hace necesario acudir a la Plaza del Obradoiro para disfrutar de su majestuosa catedral. Construida a finales del siglo XI, destaca especialmente por su espectacular Fachada del Obradoiro, una de las grandes cumbres del barroco compostelano.

¿Y cuáles son los atractivos que ver en Santiago de Compostela en su catedral?

  • El Pórtico de la Gloria.
  • La Fachada de Praterías.
  • La Cripta del Pórtico.
  • La capilla de la Corticela.
  • La Puerta Santa en la Plaza de Quintana.
  • La monumental Torre del Reloj de 72 metros de altura, conocida popularmente como la Berenguela.

Junto a la catedral se halla la Iglesia de San Martiño Pinario, considerado el templo benedictino más grande de Galicia y el segundo de España, solo por detrás de El Escorial. Puedes visitar su museo y el coro renacentista. Muy cerca de aquí se halla el Colegio de Fonseca, un magnífico edificio renacentista de mediados del siglo XVI que cuenta con uno de los claustros porticados más bellos de Galicia.

La Catedral es una de las cosas imprescindibles que ver en Santiago de Compostela

Tarde del día 1

Tras comer en el centro histórico, puedes comenzar la tarde paseando por la plaza de Cervantes, un imprescindible que ver en Santiago de Compostela y una de las más importantes del Santiago medieval. Desde aquí puedes dirigirte hasta el Museo do Pobo Galego, ubicado en la actualidad en el antiguo convento de Santo Domingo de Bonaval.

Construido en el siglo XIII, este convento es también la sede del Panteón de Gallegos Ilustres. Un museo que recoge las tradiciones y costumbres más genuinas y ancestrales del pueblo gallego.

Tras visitar este museo, nada mejor que aprovechar la caída de la tarde para volver a perderte por el centro histórico de Santiago. Un recorrido por las rúas Franco y A Raíña y la plazuela de Fonseca para llegar al palacio de Bendaña. Desde aquí puedes tomar la rúa do Vilar o el callejón de Entre Rúas para conocer la Casa del Deán.

El paseo continúa por la rúa Nova para disfrutar de los palacios de los Marqueses de Santa Cruz y el de los Conde de Ramirans. Una zona que ver en Santiago de Compostela en la que podrás admirar también la Casa das Pomas o la hermosa iglesia de Santa María Salomé, con su porche del siglo XV y que alberga en su interior numerosas joyas artísticas.

Rúa do Franco es una de las cosas imprescindibles que ver en Santiago de Compostela

Qué ver en Santiago de Compostela en 2 días

Un día en Santiago de Compostela te permitirá disfrutar de su majestuosa catedral y buena parte de su centro histórico. No obstante, si tienes la oportunidad de disfrutar de un segundo día, podrás conocer otros edificios de Santiago que se hallan a la sombra del templo catedralicio.

Es la Santiago menos conocida, pero que apenas se aleja unos cientos de metros de la Plaza del Obradoiro. Descubrirás auténticas joyas del barroco, el románico y el renacimiento y obtendrás la respuesta de por qué Santiago es una de las ciudades más monumentales de España.

Mañana del día 2

La mañana del día 2 la puedes iniciar en la rúa das Orfas, apenas a cinco minutos a pie de la Plaza del Obradoiro. Aquí se encuentra el café Derby, un emblemático local que ver en Santiago de Compostela que cerró sus puertas hace solo unos meses después de más de 90 años de historia. Muy cerca de aquí debes visitar el convento de San Paio de Antealtares, un magnífico edificio de los siglos XVII y XVIII que alberga en su interior el Museo de Arte Sacra.

A pocos metros de este convento se halla la Universidad de Santiago, en la que puedes visitar el paraninfo y la biblioteca. No obstante, creemos que será mejor dirigirse hasta la iglesia de los Jesuitas para ver su magnífico retablo barroco.

San Paio de Antealtares es una de las cosas imprescindibles que ver en Santiago de Compostela

Es el momento de uno de los imprescindibles que ver en Santiago de Compostela: el arco de Mazarelos. Curiosamente, es la única puerta que se conserva del recinto amurallado de la ciudad. La primera plaza que te encontrarás nada más atravesarla será la del Instituto. Aquí se hallan el colegio jesuita de Ejercitantes y la estatua de Montero Ríos.

Dejamos para el final de esta mañana la visita a la iglesia de San Fiz de Solovio. El templo actual data del siglo XVIII, aunque su portada románica es del XIII. Su maravillosa torre de barroco compostelano a buen seguro te indicará un lugar cercano para poder comer.

Tarde del día 2

La tarde de este día la puedes iniciar situándote frente al convento de San Agustín. Fíjate bien en este edificio barroco del siglo XVII. ¿Qué podemos ver? Pues una magnífica fachada en la que se halla una sola torre inconclusa. La anterior fue destruida por un rayo en el siglo XVIII.

Muy cerca de esta, se encuentra otra iglesia que ver en Santiago de Compostela de gran interés, Santa María do Camiño. Un templo construido en el siglo XVII y que alberga en su interior a la Virgen de Belén y el viejo sepulcro del conde de Amarante. Al salir de esta iglesia podrás recorrer el sinuoso callejón Sal se Podes. Sí, el nombre hace precisamente alusión a lo curioso de su trazado.

Casas Reais es una de las cosas imprescindibles que ver en Santiago de Compostela

Puedes optar también por tomar la rúa Casas Reais, una de esas callejuelas típicamente compostelanas en la que encontrarás multitud de peregrinos y tiendas. Pero, además, esta rúa esconde el palacio barroco de Fondevila, construido a mediados del siglo XVIII en estilo netamente compostelano.

Puedes acabar la tarde de este día visitando la capilla de las Ánimas, de finales del siglo XVIII, que destaca especialmente por su fachada neoclásica de columnas jónicas.

Qué ver en Santiago de Compostela en 3 días

Durante 3 días vas a poder recorrer tanto el centro histórico como los alrededores de Santiago de Compostela. Una excelente manera de combinar lo antiguo y lo moderno que esta ciudad te puede brindar.

Una simbiosis perfecta para descubrir todos los secretos que ver en Santiago de Compostela. De la imagen de piedra y granito del centro histórico a la imagen más moderna y reciente de una ciudad abierta, alegre y muy viva.

Mañana del día 3

La mañana de este tercer día la iniciamos en la céntrica plaza de Galicia. Desde aquí puedes dirigirte hasta el convento de las Madres Mercedarias Descalzas, templo barroco de preciosa fachada, y visitar más tarde el convento de la Compañía de María, un edificio neoclásico de mediados del siglo XIX.

El convento de Santa María de Belvís es una de las cosas imprescindibles que ver en Santiago de Compostela

Más interesante es, sin duda, el cercano convento de Santa María de Belvís, fundado a principios del siglo XIV y que fue el primer convento femenino que tuvo la orden de los dominicos en Galicia. Para llegar a él hay que atravesar el parque de Belvís, pero merece mucho la pena tanto por su iglesia conventual como por la capilla de la Virgen del Portal. En esta última se halla la Virgen del mismo nombre y que data del siglo XIII, una de esas joyas escondidas que ver en Santiago de Compostela.

Concluimos la mañana llegando hasta el convento de Santa Clara. Un espectacular edificio del siglo XVII que destaca por su curiosa fachada y su jardín posterior. Uno de los lugares más relajantes de esta ciudad. Si pasas al interior, podrás conocer el retablo de Domingo de Andrade, de principios del siglo XVIII, y una serie de capillas de la misma época.

Tarde del día 3

La tarde del tercer día la dedicaremos a descubrir la nueva Compostela. Esa que se inicia a partir de la rúa Castrón Douro y la colegiata de Santa María la Real de Sar. Un edificio del siglo XII que te llamará poderosamente la atención por la inclinación de los pilares que sostienen las naves. Además, es imprescindible la visita a su hermoso claustro y el Museo Parroquial.

Saliendo de esta iglesia, puedes ver el colegio menor de San Clemente, de comienzos del siglo XVII, y dar un paseo por la Alameda. Una zona de índole modernista que ver en Santiago de Compostela en la que se hallan los jardines de la Estrella y el paseo da Ferradura. Desde aquí podrás contemplar una maravillosa panorámica del casco antiguo. Un momento que puede suponer el perfecto epílogo de tu escapada de tres días a Santiago de Compostela.

Pero antes de concluir la jornada, aún hay tiempo de recorrer el bulevar Alfredo Brañas o perderse por la Praza Roxa. Y si el tiempo lo permite, nada mejor que una pequeña excursión hasta el monte Pedroso para volver a divisar la preciosa panorámica de una ciudad única, genuina y monumental.