Qué ver en Jaca y alrededores

Tradición, historia, paisajes maravillosos y un patrimonio monumental único. Estos son algunos de los protagonistas que te esperan en una ciudad como Jaca. Un destino turístico de primer nivel a los pies de los Pirineos y que tiene mucho que ofrecer a cualquier viajero. Nos detenemos hoy, precisamente, para conocer qué ver en Jaca y sus alrededores.

Situada en la provincia de Huesca, más concretamente en el valle del Aragón, Jaca es la capital de la comarca de La Jacetania. Un lugar que, si bien se asocia fundamentalmente con los Pirineos, tiene mucho que ofrecer a nivel histórico y patrimonial. No en vano, la ciudad ha sido considerada desde la Edad Media como una importante plaza militar.

Qué ver en Jaca

Jaca tiene un centro histórico con importantes edificios y un legado monumental de gran valor. Hay que destacar en él su ciudadela, la catedral románica, la Torre del Reloj o el Mirador del Fuerte de Rapitán. Todos ellos grandes iconos de un destino de enorme valor para los amantes del arte y la historia. Prepárate para unas vacaciones de ensueño desde tu alojamiento perfecto en Jaca.

La Ciudadela de Jaca

El Castillo de San Pedro, más conocido como la Ciudadela de Jaca, es una de las fortalezas españolas más importantes de la Edad Moderna. Sin ir más lejos, es la única construcción en su género, de planta pentagonal, que aún se conserva en toda Europa. Fue construida a finales del siglo XVI.

La Ciudadela es uno de los imprescindibles que ver en Jaca

Para visitarla, hay que dirigirse a la zona extramuros de la muralla, entre la ciudad medieval y el río Aragón. En cada uno de los ángulos de esta ciudadela se pueden ver cinco baluartes artillados. Hoy en día alberga en su interior el Museo de Miniaturas Militares, uno de los imprescindibles para aquellos que desean saber qué ver en Jaca.

La Catedral de San Pedro de Jaca

Si hablamos de la Catedral de San Pedro de Jaca hay que hacerlo de la primera catedral románica que se construyó en España. Erigida a finales del siglo XI, cuenta con una planta basilical de tres naves. En su interior hay que visitar el claustro mayor del templo y el Museo Diocesano.

Hoy en día el conjunto es una amalgama de estilos que van desde el primer románico hasta las expresiones artísticas del siglo XVIII. Los amantes del arte disfrutarán de un magnífico edificio si tienen ya planificado qué ver en Jaca, todo un museo al aire libre de distintos estilos arquitectónicos.

El centro histórico, con la Torre del Reloj

El centro histórico de Jaca está declarado Bien de Interés Cultural. Peatonalizado casi en su totalidad, es una sucesión de pequeñas callejuelas en la que se esconden iglesias, casas nobiliarias y pequeños palacios de gran interés.  Además de la ya mencionada catedral, hay que destacar especialmente su Torre del Reloj.

Torre del Reloj de Jaca

Esta torre fue construida a mediados del siglo XV y es uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica civil. Hoy es la sede de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, aunque en su momento llegó a ser la sede del Merino, o representante del rey en Jaca, y hasta una cárcel.

El mirador del Fuerte de Rapitán

Situado en el cerro del mismo nombre y a las afueras de Jaca, el Fuerte de Rapitán fue construido a finales del siglo XIX como fortaleza defensiva frente a las posibles incursiones francesas. Al encontrarse a más de 1.100 metros de altura, se considera un maravilloso mirador, un lugar a incluir en esta lista de edificios que ver en Jaca.

Desde aquí se divisa la mejor panorámica de Jaca y sus alrededores. Podrás disfrutar de la ciudad casi a vista de pájaro, con la Peña Oroel como telón de fondo.

Qué ver en Jaca y alrededores

Pero si la ciudad de Jaca tiene un valioso patrimonio cultural y monumental, no hay que desdeñar en absoluto el encanto de sus alrededores. Toda la comarca de la Jacetania es un paraíso de gran belleza natural. La cercanía de los Pirineos y la presencia de diversos pueblos de montaña convierten a esta zona es un destino imprescindible para el viajero. Estas son nuestras recomendaciones, que puedes completar con la guía de pueblos más bonitos de Zaragoza.

El Monasterio de San Juan de la Peña

A menos de 30 kilómetros de Jaca se halla el imponente Monasterio de San Juan de la Peña. Una auténtica joya del románico español construida en el siglo X frente a una enorme roca. Un lugar que despierta magia y misterio a partes iguales y que es el primer panteón real de Aragón. Si planificas una ruta sobre qué ver en Jaca y alrededores, debes incluir este edificio.

El Monasterio de San Juan de la Peña es uno de los edificios más espectaculares que ver en Jaca y alrededores

En este panteón se hallan enterrados un buen número de reyes de Aragón. Puedes realizar una visita guiada al monasterio y así visitar el monasterio viejo y el nuevo, separados ambos por algo más de un kilómetro.

Piedrafita de Jaca

Cuarenta kilómetros al norte de Jaca, ya a los pies de los Pirineos, Piedrafita de Jaca es uno de los pueblos de montaña con más encanto. Situado en el valle de Tena, su población no llega a los 100 habitantes. Un lugar especialmente único para los amantes de la naturaleza y del turismo rural.

De hecho, Piedrafita de Jaca está enclavado en un bosque en pleno corazón del Pirineo. Las visitas al Parque Faunístico Lacuniacha, la sierra de Partacua y el ibón de Piedrafita son algunas de las actividades más interesantes que ver en Jaca y sus alrededores.

El valle del Aragón

El río Aragón es uno de los principales afluentes del Ebro. Un río que, además, da vida a uno de los valles pirenaicos más hermosos y visitados. Es, precisamente, el valle en el que se ubica Jaca, pero también otras poblaciones como Aísa, Borau, Puente La Reina de Jaca o Villanúa.

El Valle del Aragón es uno de los imprescindibles que ver en los alrededores de Jaca

El río Aragón atraviesa de norte a sur el valle. Un espacio que cuenta con hasta tres pasos fronterizos con Francia y en cuya cabecera se hallan las estaciones de esquí de Candanchú y Astún.

¡Las estaciones de esquí!

Apenas 30 kilómetros a su norte nos encontramos con el inicio de los grandes imperdibles que ver en Jaca y alrededores: las estaciones. En concreto, aquí se hallarían las de Candanchú y Astún.

Ambas se sitúan en el valle del Aragón y son ideales para la práctica de deportes de invierno. No en vano, cuentan con más de 100 kilómetros de pistas esquiables para todos los niveles.  El lugar perfecto para aquellos que desean ver Jaca y hacer una excursión por los alrededores.

Un poco más hacia el este puedes encontrar las estaciones de esquí de Panticosa y Formigal, muy cerca de Piedrafita de Jaca. A poco más de una hora de Jaca también se encuentra la estación de Cerler. Cualquiera de ellas te hará disfrutar de la nieve y de un magnífico ambiente durante todo el año.