En comparación con el primer semestre de 2019, la empresa ha facturado un 30% menos, frente a la caída del 60% que han registrado las grandes firmas de la industria hotelera

4 de agosto de 2020. La cadena hotelera Alda Hotels hace balance de los resultados obtenidos en el primer semestre del año, sin duda marcado por la crisis provocada por el COVID-19. A pesar de que la facturación ha bajado algo más del 30% en el caso de Alda Hotels, en comparación con los datos del año anterior, las mayores pérdidas las han sufrido las cadenas hoteleras de gran tamaño, que han visto caer sus ingresos en más del 60%. Por otro lado, en términos de liquidez al finalizar el primer semestre, Alda Hotels mantiene un valor similar a la que se observa en las grandes cadenas hoteleras en proporción a las pérdidas generadas en el primer semestre que registran.

La pandemia global ha afectado a todo el sector y ello incluye a grandes y pequeños establecimientos hoteleros. El Managing Director de Alda Hotels, Alberto Rodríguez Boo, lamenta que “los habrá que no sobrevivan y los habrá que pasarán en la UVI meses pero con grandes sacrificios y esfuerzos, saldrán adelante. Y parece que los que peor lo pasarán son los muy grandes y los hoteles independientes. Confiamos en que en Alda Hotels, aunque sufriendo como todos, saldremos adelante”.

En el contexto actual, tanto las grandes cadenas como los hoteles independientes serán los que más sufrirán esta crisis y, en este sentido, Alberto Rodríguez destaca que empresas medianas como Alda Hotels “tienen profesionales para gestionar la situación, pero sin las cargas de los muy grandes, ni su dificultad para tener reacciones ágiles”.

Respecto a la evolución de la situación en los próximos meses, el Managing Director de Alda Hotels es consciente de que la crisis aún no ha terminado y vaticina que el final de año será otra dura etapa para el sector, donde todos tendrán que asumir nuevos sacrificios. “Estamos en el ojo del huracán, posiblemente tengamos por delante en el cuarto trimestre otra travesía por el desierto como tuvimos el segundo trimestre. Volveremos a lo de antes, pero no todos están igual de preparados, ni se han cargado con la misma mochila de pérdidas en el primer semestre. Si la Administración no es consciente de esta situación y presta su apoyo, los costes empresariales y laborales pueden ser dantescos, con cierres y despidos masivos”, apunta Alberto Rodríguez.

La cadena Alda Hotels fue fundada en el año 2009 con la inauguración de un albergue turístico en Santiago de Compostela. En la actualidad cuenta con 43 establecimientos hoteleros situados en el norte de España, concretamente en las comunidades de Galicia, Asturias, Castilla y León, Navarra y Aragón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *