PonferradaHoy, 18 de septiembre de 2020. No hay una única razón para explicar que le ocurrió al comercio de la calle más comercial de Ponferrada, de ser el corazón comercial de la ciudad paso al ostracismo durante décadas. Quizás el principal factor fue que no hubo un salto generacional y los mismos comerciantes que abrieron sus negocios a mediados del siglo XX fueron los que bajaron la verja al llegar a su edad de jubilación.

Es el caso de la Mercería Filo que con una plantilla de más de veinte personas y que cesó el negocio por jubilación, también la primera tienda de aparatos electrónicos, transistores, cassettes, walkman y otros ingenios denominada Decomisos Cano o el de Kintaki, la tienda de moda de Damián Tascón en la que varias generaciones vistieron la ropa de bebé, de niño, de comunión, de adolescencia y de juventud.

Calzados Llarena o Deportes Cano Cornejo, tienda que revolucionó en su momento el mundo del calzado deportivo con la llegada de marcas como Kelme en los años ochenta, son también ejemplos de comercios de éxito que desaparecieron. También es el caso de Droguerías Bercianas, Drober enseña que fue durante décadas la perfumería de referencia en la ciudad y que no pudo soportar la llegada de grandes superficies dedicadas a la perfumería, higiene y belleza.

Hotel Alda Centro Ponferrada, el punto de inflexión

En agosto de 2017, el Hotel Madrid cierra sus puertas en la histórica calle, lo que parecía una mala noticia, pronto se convirtió en algo positivo cuando en marzo de 2018, la cadena Gallega Alda reabrió sus puertas con unas instalaciones reformadas y actualizadas que además han traído una amplia y funcional cafetería que da servicio a una zona que hasta ese momento estaba desabastecida de este tipo de negocios.

Ver noticia completa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *