La Región, 12 de mayo de 2020. La cafetería Bon Bieren abre por primera vez con la terraza llena por primera vez: “Teníamos muchas ganas de trabajar”.

El sector hotelero se ve limitado con la restricción de la movilidad a la provincia. Sin embargo, establecimientos que acogen principalmente a trabajadores del AVE, como el hotel Alda, han decidido abrir. “Maio e xuño non imos ter afluencia de clientes. Pero imos collendo ocupación porque acollemos a traballadores da estación. A contagotas. Pero hai que abrir. Se seguimos cerrados en ningún momento imos coller esa ocupación”, explica el responsable, Xosé Ramón Franco. Entre otras medidas, las habitaciones quedan en cuarentena tres días tras recibir a un huésped. Aparte de la reducción del aforo.

Ver noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *